domingo, 16 de diciembre de 2012

FRASES CÉLEBRES: WINSTON CHURCHILL

FRASES CÉLEBRES: WINSTON CHURCHILL
Winston Churchill
(Palacio de Blenheim 1874-Londres 1965)
(Político, Primer Ministro del Reino Unido, Historiador, Escritor, Militar)
 
"La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás"
 
"Una nación que intente prosperar a base de impuestos es como un hombre con los pies en un cubo tratando de levantarse tirando del asa"
 
"Lo que este pais necesita son más políticos desempleados"
 
"Vivid arduamente, no temáis nada y os sonreirá el triunfo"
 
"El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse"
 
"Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema"
 
"La imaginación consuela a los hombres de lo que no pueden ser. El humor los consuela de lo que son"
 
"El político debe ser capaz de predecir lo que va a pasar mañana, el mes próximo y el año que viene; y de explicar después por qué no acertó"
 
"Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad"
 
"Una buena conversación debe agotar el tema, no a los interlocutores"
 
"La salud es un estado transitorio entre dos épocas de enfermedad y que, además, no presagia nada bueno"
 
"El problema de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes"
 
"Ningún sistema socialista puede ser establecido sin una policía política"
 
"Quién habla mal de mí a mis espaldas mi culo contempla"
 
"El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de la miseria"
 
"Os dieron a elegir entre el deshonor o la guerra, elegisteis el deshonor y tendreis la guera"
 
"No tengo nada más que ofrecer que sangre,ímprobo esfuerzo, sudor y lágrimas"
 
"Los españoles son vengativos y el odio les envenena"
 
"Los italianos pierden las guerras como si fueran partidos de fútbol y los partidos de fútbol como si fuesen guerras"
 
" A mediados de Junio de 1936, la creciente degeneración del régimen parlamentario en España, y el vigor con que se preparaban sendas revoluciones comunistas y anarquistas, desencadenó un alzamiento militar que llevaba tiempo preparándose...En España estaba manifestándose una perfecta reproducción del período de Kerensky en Rusia...Ninguno de los dos bandos que conspiraban podía alegar, con justicia, títulos de legalidad... Muchas de las garantías corrientes en la sociedad civilizada habían sido liquidadas por la infiltración comunista en un decaído gobierno parlamentario. Se producían atentados por ambas partes, y la pestilencia revolucionaria llegó a un punto tal, que los comunistas no titubeaban en asesinar a sus adversarios políticos en las calles o en sacarles de sus lechos para darles muerte." (Winston Churchill: "La Segunda Guerra Mundial")
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.